Ideas y trucos con Thermomix®

#Trucos 26 febrero 2016

Ideas y trucos con Thermomix®

Hoy vamos hablar de la función de rallar, moler y pulverizar. Con el Thermomix®  podemos prescindir de una serie de accesorios de cocina, como son el rallador, el molinillo o el pasa-purés.  En su lugar, y dependiendo de los diferentes ingredientes que vayamos a utilizar, usaremos las velocidades correspondientes para: rallar pan o queso, moler café, pulverizar azúcar o legumbres, etc.

Cuando hagamos azúcar glas o molamos café, por ejemplo, es imprescindible que el vaso, las cuchillas y la tapa estén bien secos.  Un truco para secar completamente  bien las cuchillas es, programar con el vaso vacío 20 seg en velocidad 10.  A esta operación la llamamos centrifugar, ya que la humedad  que puede quedar en las cuchillas, nos quedará (centrifugada) en las paredes del vaso y podemos eliminarla facilmente con  un papel de cocina.

Nunca llenaremos el vaso mas de la mitad, ya que de esta forma conseguiremos un resultado mucho mas homogéneo.

Cuando vayamos a rayar, moler o pulverizar un ingrediente muy duro, utilizaremos primero la velocidad Turbo unos segundos para trocearlo, luego usaremos las velocidades progresivamente hasta llegar a la velocidad 10, ( velocidad 5 / 7 / 10).  Y por supuesto siempre con el cubilete puesto.

Ejemplos:

El azúcar es uno de los ingredientes más duros.  Al pulverizarlo se convierte en azúcar glas.   Para 250 g programamos 30 seg / vel 10.  Podemos aromatizarlo añadiendo la piel de cítricos o una vaina de vainilla.

Otros ingredientes que podemos rallar, moler o pulverizar son:  sal gorda, pan duro, pan tierno, queso, cereales, chocolate, frutos secos, hierbas aromáticas secas, pieles de cítricos en grandes cantidades, pimienta, nuez moscada, pimientos choriceros o ñoras, pastas, tapioca, arroz, maíz, garbanzos, etc.

Para hacer harinas de maíz, arroz, garbanzos, etc., pulverizamos primero el ingrediente  2  ó 3 minutos velocidad progresiva 5 / 7 / 10.  Para usar estas harinas debemos cocinarlas previamente ( deshidratar)  durante 30 minutos / temperatura varoma / velocidad  3 y sin el cubilete, para que se evapore la humedad y queden deshidratadas.  Por último, dejamos enfriar en el vaso estas harinas y las pulverizamos de nuevo, 2 minutos / velocidad 10.  No preparar más de 1/2 Kg cada vez.